porqué ser...

En sentido homenaje al Dr. Adolfo Sánchez Vázquez

 Leer documento en PDF

Por Carlos F. Lincopi Bruch

“La praxis es, pues, la revolución, o crítica radical que, respondiendo a necesidades radicales, humanas, pasa del plano teórico al práctico.”

Adolfo Sánchez Vázquez

            En el presente documento, no pretendemos realizar una exposición exhaustiva de la obra de Adolfo Sánchez Vázquez, sino más bien, realizar un sentido homenaje, en su natalicio, a una de las mentes más brillantes del continente latinoamericano, cuya filosofía inspira, en la actualidad, a toda una generación de jóvenes revolucionarios. Homenajear a Sánchez Vázquez, en su natalicio, es reafirmar la actualidad del marxismo, de la revolución, del cambio radical, de la praxis, en Nuestra América.

            El encuentro con Adolfo Sánchez Vázquez, y en particular, con su obra Filosofía de la praxis, significó para muchos jóvenes revolucionarios una nueva orientación política y un despertar – como ha señalado Néstor Kohan – de la pesadilla dogmática. Habíamos sospechado del estalinismo, pero no habíamos encontrado un punto de ruptura real con él. En realidad, el marxismo soviético, era más influyente de lo que pensábamos, se camuflaba (incluso en la forma política del trotskismo) en diversas organizaciones, el materialismo dialéctico (diamat) penetraba todo un espectro de la izquierda marxista.

El encuentro con Filosofía de la praxis, significó un desencuentro radical con el marxismo soviético, vulgar, economicista, determinista, dogmático, cerrado y rígido, al tiempo que un encuentro con otra interpretación posible del pensamiento de Karl Marx. El encuentro con Sánchez Vázquez significó aprehender en una orientación política, organizativa, militante, toda la radicalidad del concepto central de la obra de Marx, la praxis. Y tal encuentro, significó, nada más y nada menos que, reafirmar la actualidad de la revolución socialista en América Latina.

Nos enseñó el recorrido de la praxis en la historia de la filosofía, la importancia de la obra de Hegel en relación a Marx, aunque también sus limitaciones. Nos educó en la categoría de la praxis, en sus diferentes posibilidades y en el significado político que tenía para el marxismo. La realidad histórico-social era un producto de la praxis, y por tanto, podía ser modificada por la praxis, revolucionada por la praxis. Nos enseñó que de lo que se trata es de transformar el mundo, aunque nos advirtió de no caer en un pragmatismo que niega la teoría, sino que nos educó en que la praxis es la unidad de la dimensión teórica y práctica del ser humano.

Son muchas las enseñanzas del Dr. Sánchez Vázquez, nos permitió comprender el marxismo, también, como una moral y como una ética revolucionaria. Pues el marxismo es: “…crítica de lo existente, proyecto de emancipación social y humana, conocimiento de la realidad a transformar y vocación práctica.”[1]

Es inagotable el manantial de riquezas que aporta Adolfo Sánchez Vázquez para el marxismo latinoamericano, no solo alimentó nuestra concepción de mundo con sus reflexiones políticas, éticas y estéticas, sino que también, trajo a nuestro mundo, traducciones fundamentales para el desarrollo de ese marxismo a contrapelo, gracias a él, pudimos leer documentos como Marxismo y filosofía de Karl Korsch o Dialéctica de lo concreto de Karel Kosík.

Nació un 17 de septiembre de 1915 en España, hoy, en su natalicio, lo homenajeamos, porque reafirmar la actualidad de Sánchez Vázquez es reafirmar la actualidad de Karl Marx, de la revolución, de la praxis. Es sobre todo un recuerdo y un traer al presente la tesis XI sobre Feuerbach (sospechamos que era su favorita): “Los filósofos no han hecho más que interpretar de diversos modos el mundo, pero de lo que se trata es de transformarlo.”

El marxismo del siglo XXI será entendido como filosofía de la praxis o no será. Y en esa batalla nos acompañará la obra de Sánchez Vázquez. El pensamiento de Sánchez Vázquez se realiza por y para la liberación de los explotados y oprimidos del mundo, seguiremos intransigentes en esa trayectoria de liberación.

17 de septiembre, 2016

[1] Sánchez Vázquez, A. (2013). Ética y Política. México: Fondo de Cultura Económica, p.83

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *